Cómo afrontar una entrevista de trabajo
0
 

Cómo afrontar una entrevista de trabajo

Nervios, dudas, inquietudes y ansiedad. Todas esas son emociones que se pueden sentir ante una entrevista de trabajo y todo se aumenta en la medida se necesite el trabajo. Pero no hay que preocuparse por estas dificultades, afrontar una entrevista de trabajo es más sencillo de lo que parece siempre y cuando se sigan estos consejos.

Consejos para afrontar una entrevista de trabajo

  1. Vete preparado para la entrevista

La preparación previa es sumamente importante  y de ella dependerá gran parte del éxito que puedas tener en este momento. Lo primero que debes tener antes de la entrevista es toda la información relacionada a la empresa y a su actividad económica. En la medida que te muestres como un conocedor y además que estás interesado en la empresa, tendrás un muy buena impacto frente al empleador.

Esa preparación también te permitirá tener más confianza  y así podrás estás calmado y tranquilo durante la entrevista. Al tener calma y control sobre ti mismo también causarás un buen impacto sobre el empleador.

  1. No tengas miedo a preguntar

La mayoría de las personas ven con malos ojos el hecho de que se formulen preguntas por parte del trabajador al empleador o entrevistador, sin embargo en las entrevistas de trabajo son necesarias.  Si tienes alguna duda sobre el puesto de trabajo al quieres entrar, sobre las fechas de ingreso al puesto o sobre cualquier otro asunto de la empresa, pregúntalo. En la medida que hagas preguntas también te notarás como alguien realmente interesado en el puesto de trabajo.

Además de lo anterior, preguntando por las dudas que tienes podrás ir obteniendo toda la información del puesto y podrás determinar si efectivamente ese es el trabajo que te gustaría realizar de ahora en adelante.

  1. Trata de llegar un poco antes de lo esperado

NUNCA hagas esperar al empleador ya que cuando llegas tarde lograrás obtener una mala impresión sin que siquiera empiece la entrevista. Si es posible trata de llegar unos minutos antes de lo planteado y se tu el que espere al entrevistador. Además de que puedes aprovechar estos minutos para calmarte y preparar los últimos puntos de la entrevista para que estés listo antes del momento definitivo.

  1. Se honesto durante la entrevista

Durante una entrevista de trabajo se suelen ver muchas mentiras y ya los entrevistadores están tan acostumbrados a ellas que las detectan de inmediato. Explica todo lo que eres, tanto lo bueno como lo malo, después de todo el empleador no está ahí para juzgarte sino para conocerte a fondo y determinar si eres el adecuado.

Haz hincapié en las habilidades y conocimientos que realmente si posees, demuéstrale al entrevistador las ventajas que posees sobre el resto de los trabajadores y no te enfoques en lo que no tienes.

Cuando el entrevistador te pida algo que no tienes o que no conozcas, dile con honestidad tu posición. No te servirá de nada decir que dominas los programas y los conocimientos que realmente desconoces, esto solo producirá que te den un trabajo en el que literalmente no sabrás que hacer y solo te provocará dolores de cabeza.

  1. No te desesperes

Es necesario que comprendas esto muy bien, el desespero solo te provocará problemas y hará que todo se te salga de control. Además también debes de entender que si no eres seleccionado para el trabajo que fuiste entrevistado no te debes de angustiar, hay muchos otros trabajos que esperan trabajadores como tú.

Respira, ve tranquilo y actúa calmadamente. Si estás tranquilo podrás pensar bien lo que vas a decir y tendrás en todo momento el control de tus palabras sin dejarte presionar por el entrevistador.